Desmontando los mitos del veganismo, la dieta de moda




LOS VEGANOS ESTÁN MÁS SANOS

Tampoco esta creencia es cierta. El veganismo es una opción que puede ser saludable y apta para cualquier etapa vital siempre que se haga correctamente. Esto es, si queremos pasarnos a una alimentación vegana lo correcto sería visitar a un médico nutricionista.

En la consulta nos podrían informar de cómo planificar nuestra alimentación para que podamos ser veganos sin que nos falte ningún nutriente esencial para nuestra salud. Los veganos deben vigilar de cerca su salud, haciéndose chequeos y análisis de sangre de forma periódica para estar seguros de que su alimentación no perjudica su salud.

Se debe tener especial cuidado con los niños. Hay muchos médicos que no recomiendan que los más pequeños sigan una alimentación vegana ya que es posible que tengan déficit de algunos nutrientes como la vitamina B12, el calcio o el hierro.

ES MÁS CARO QUE COMER DE TODO

En realidad ser vegano no tiene por qué salirnos más caro. Normalmente los productos más caros en nuestra cesta de la compra son la carne y el pescado. De modo que al no consumirlos, deberíamos ahorrar.

La base de la dieta vegana son las frutas, verduras y hortalizas. Y aunque algunas de ellas tienen un precio más alto (como el aguacate o alguna otra fruta exótica), en general son económicas. Peo cuidado. Pero cuidado, lo que sí suele ser caro son los productos elaborados específicamente para veganos.

Imagen relacionada

Es el caso de los suplementos alimenticios, las vitaminas, los polvos y semillas… Al estar de moda, se han generado toda una serie de productos veganos. De modo que en tiendas especializadas podemos llegar a encontrar incluso embutido para veganos.

Esos productos no necesariamente son saludables, y suelen tener unos precios muy altos.



12 Fenómenos naturales que son más comunes de lo que parecen

7 razones para dejar el azúcar: esto le pasa a tu cuerpo