tag cabecera aqui

Insomnio: ¿Cómo mejorar este problema?

No conciliar el sueño es un problema que afecta de manera directa sobre nuestra salud y estado de ánimo. Esta tiende a generar estados emocionales que inciden de manera negativa sobre el cuerpo como la frustración o el estrés, por nombrar alguno de ellos. El insomnio en una noche o dos y que luego se prolongue en el tiempo puede generar en la persona un insomnio.

Insomnio

El insomnio es una condición que no tiene relación con la edad de la persona, esta puede aparecer en jóvenes como adultos. Aunque es importante destacar que esta patología no está asociada con aquellas personas que por decisión propia, eligen cambiar su rutina de sueño bien sea por razones laborales o aquellos que deciden ocupar su día para dormir y de noche ocuparse en otras actividades.

¡Es momento de crear tu rutina para el Insomnio!

El agotamiento que produce no dormir las horas establecidas de sueño que se estiman sean al menos unas ocho horas diarias, puede causar en la persona cansancio, fatiga, agotamiento y en consecuencia no habrá un rendimiento productivo en las actividades del día a día.

Rutina para el insomnio

El insomnio tampoco está relacionado con quedarse despierto por una o dos noches, ni con levantarse de madrugada sin razón alguna luego de estar placenteramente dormido. Las personas que padecen de esta condición (insomnio) tienden a pasar días y meses sin poder dormir aun cuando están en un ambiente placentero para poder conciliar el sueño.

¿Qué ocasiona el insomnio?

Existen distintas causas que producen el insomnio, entre ellas podemos mencionar el estrés, preocupaciones, ansiedad, depresión, enfermedades hormonales o metabólicas, uso excesivo de sustancias nocivas como alguna droga o la cafeína, entre otros.

A las causas que mencionamos anteriormente debemos agregarle la angustia que genera el no poder dormir, esto se traduce en más ansiedad en el cuerpo humano, debido a que podemos pasar la noche pensando en cuánto falta para que amanezca, trabajos pendientes, deudas, conflictos y más.

¿Cómo lo afrontamos?

Para combatir el insomnio es recomendable iniciar un cambio de hábitos para lograr una estabilidad emocional y psicológica cuando llega el momento de dormir. Entre los consejos que se conocen para enfrentar episodios de insomnio tenemos:

Evita trabajar en la cama

  1. Establecer una hora fija para ir a la cama y otra para despertar. Al crear este hábito estaremos acostumbrando a nuestro cuerpo a las nuevas normas del sueño.
  2. Debes eliminar las siestas durante el día, así será más fácil lograr dormir en por las noches.
  3. Mantener espacios limpios, tanto el cuarto como las sábanas, edredones, almohadas.
  4. Si eres de los que pasa todo el día en la calle pero llegas muy cansado y prefieres acostarte de una vez, te aconsejamos tomar un baño con agua caliente antes de ir a la cama. Esto le ofrecerá al cuerpo un estado de relajación y te permitirá dormir con tranquilidad y antes de lo que imaginas.
  5. Es aconsejable no realizar ninguna actividad de trabajo sobre la cama, debes acostumbrar a tu cuerpo a relacionar la cama con irse a dormir.
  6. Una vez que decidiste ir acostarte, debes evitar el uso de cualquier aparato electrónico que pueda interrumpir el inicio del descanso y por ende del sueño.
  7. Es indispensable evitar el uso de cafeína o bebidas que contengan este tipo de sustancia antes de ir a dormir, esto sólo generará alteraciones en la fase de sueño. Si eres de los que acostumbra a tomar algo caliente antes de ir a dormir, opta por té o cualquier infusión que no esté relacionada con la cafeína.
  8. Por último, si han pasado 30 minutos desde que se acostó y aun no logra conciliar el sueño, es recomendable que se levante y le brinde al cuerpo y al cerebro otra actividad. Te aconsejamos leer un libro o ver televisión, cualquier acción que no requiera de mayor esfuerzo físico.

Método eficaz.

Es importante mencionar que sólo debes ir a la cama cuando tengas sueño, así mantendrás el control voluntario de las horas de descanso y será más fácil acostumbrar al cuerpo y a la mente a una rutina establecida. Por último, evita el uso de fármacos para conciliar el sueño -a menos de ser necesarios- estos sólo crearán dependencia en ti, tomando como punto importante que este tipo de medicamentos solo deben ser consumidos bajo estricta supervisión médica.

 

 

 

Cómo preparar los alimentos? para que estos conserven sus nutrientes

Cómo reutilizar las botellas de plástico. !Descubre tu talento!